¡Bienvenido!

También te recomiendo que visites las Galerías de imágenes (2009), (2008), (Miniatura) situadas en la parte derecha de la página. También puedes visitar el Foro de Belenismo o acceder a las últimas noticias de belenismo.

¡Feliz año 2010!

Cómo hacer un belén popular. Construcción de cuevas y montañas.


Técnicas para la unión del corcho:

Existen diversas técnicas para la unión de los corchos entre sí para la confección de montañas y grutas, todas son igual de válidas y según el gusto y la habilidad de cada uno, se utilizarán una u otras, o incluso, se pueden utilizar distintas técnicas en un mismo montaje.

Técnica con tornillos:

Esta técnica, como su nombre indica, está basada en la utilización de tornillos, de distintas longitudes y calibres, para el ensamblaje de las piezas de corcho.

Con el fín de facilitar el trabajo, sobre todo cuando el número de corchos es importante, es aconsejable la utilización de un destornillador eléctrico aunque también utilizaremos el manual para acceder fácilmente a zonas más complicadas.

Tenemos distintas formas de confeccionar las grutas o montañas con este método de tornillos, bueno, en realidad, estas formas no son exclusivas de este sistema de sujección mediante tornillos por lo que también son válidas para los otros métodos de unión de los corchos.

Una de las que más se utiliza es la realización de estructuras o esqueletos, con listones de madera cuadrados, normalmente de 30x30 mm. aunque también pueden ser menores, de tal forma que queda como un armazón con las formas, más o menos, de lo que queremos representar.

Una vez realizada la estructura o armazón, mejor de una forma irregular, los corchos se van apoyando sobre la misma y se atornillan a los listones. Como normalmente se utilizan listones de maderas blandas y debido a sus pequeñas dimensiones en proporción con lo tornillos, para que no se abran al atornillarlas, muchas veces es necesario perforar previamente dichos listones en el punto donde se vayan a atornillar y así evitamos el que se abran.

Como he apuntado, mejor que la estructura se haga de una forma irregular ya que así se asemeja más a la realidad y por tanto, nos alejaremos de las simetrías porque, de alguna forma, estamos creando el interior hueco de una montaña, o de una gruta, en forma de caballetes hechos con listones de madera, con sus patas y travesaños correspondientes para, más tarde ir forrándolos por fuera, en el caso de las montañas, y por dentro y fuera, en el caso de las grutas.

He de advertir que no es necesario que cada una de las piezas de corcho esté atornillada a la estructura ya que es suficiente que sean sólo unas pocas las que lo hagan y el resto, irán atornilladas unas con otras, solapándose hasta completar el conjunto, y puedo asegurar, que el resultado tiene una buena solidez. (Más tarde veremos ilustraciones de este método para que sea más fácil comprenderlo).

Muchas veces, sobre todo cuando se trata de la construcción de montañas, es conveniente situar detrás de la estructura, unas siluetas hechas con madera fina (contrachapado) o de cartón rígido, que tienen dos finalidades, por un lado la de servir de soporte, además de los listones, a los corchos y por otro, la de evitar que las posibles luces que haya detrás, se cuelen por las rendijas que pueden quedar entre las piezas de corcho ensambladas, lo cual produce un aspecto feo e irreal del conjunto.

Este método de construcción mediante listones, aunque vuelvo a insistir en que todos son válidos, en mi opinión, es el método más profesional y tiene dos ventajas importantes, una que se economiza el uso del corcho y dos, que el conjunto es mucho más ligero en peso, aspecto importante ya que el corcho bornizo, a pesar de tener menor densidad que otras cortezas, pesa bastante lo cual implica, cuando hay abundancia del mismo, que haya que contar con una estructura de apoyo reforzada.

Pero no siempre es necesario el uso de esas estructuras a base de listones para la utilización de los tornillos. Así, por ejemplo, podemos realizar dichas estructuras con los propios corchos atornillando algunos de ellos directamente sobre el tablero, atravesando tornillos largos desde debajo del tablero y que, al asomar, se continúan atornillando sobre una pieza de corcho, puesta con la inclinación que queramos dar, de tal forma que creemos una especie de columna sobre la que iremos solapando, mediante tornillos u otros métodos de fijación, otras piezas de corcho para ir dando forma de lo que pretendemos representar. Un ejemplo de este método sin listones, es la gruta de mi belén del 2010 donde, después de realizar cuatro pilares de corcho, se van atornillando a estos, otras piezas transversales hasta completar la gruta.




Y existe un tercer método, al menos de los que yo conozco, para la utilización del método a base de tornillos, que consiste en apoyar un corcho sobre otro, solapándose, e inclinando mucho el conjunto para después atornillarlos de tal forma que, o bien se sujeta solo el conjunto obtenido, o bien se apoya sobre un soporte trasero que puede ser esa silueta de madera o de cartón, o por qué no, sobre alguna construcción.

Y para terminar, de momento, con este método, es conveniente que, una vez que tenemos todo perfectamente ensamblado y con la solidez necesaria, procedamos a disimular, ya que producen un mal efecto, tanto las cabezas de los tornillos que, por regla general, al ser brillantes y sobre todo, cuando incide la iluminación directamente sobre ellos, como los huecos de unión entre las distintas piezas de corcho para dar más brillantez y realismo a montañas y grutas.

En el primer caso, las cabezas de los tornillos se pueden disimular tapándolas con un trozo de musgo que, en el caso de que esté situado en una zona lisa del corcho donde no exista la posiblidad de incrustar, por presión, un trozo de musgo, lo que haremos será aplicar un poco de pegamento caliente (preferible sobre otros pegamentos por su rapidez) al lado de la cabeza del tornillo (no en la cabeza misma para poder desmontarlo luego con más facilidad), un poco de musgo lo suficientemente largo para que tape el tornillo.(Como se puede ver en esta fotografía de la Asociación de Belenistas de Pamplona).



En el caso de los huecos entre las piezas de corcho, aunque hay otros métodos que más tarde describiré, lo mejor es taparlas con bolas de papel, a mi personalmente me gusta hacerlas con papel de embalar de color marrón, y encima, para tapar el papel, trozos de musgo (suele ser suficiente a presión aunque, en algún caso, también hay que pegarlo sobre el papel).

  
Leer Más...